La nueva película de Tarantino, un western que sin duda no defraudará, se estrenará en navidades compartiendo cartelera con la nueva entrega de Star Wars.